28.2.14

17. fotos+historias





































Y otra vez viernes...en lo personal no hay como ese día, esa sensación de que llega el fin de semana, el descanso, disfrutar del verde, de mi casa, de mis plantas, de Lolav, mi perra, que va a ser mamá en breve, o sea, ¿seré abuela? esa es otra historia para mas adelante, ;)... Y hoy, como es ya una costumbre, más fotografías con historias...


Volver: viajar, la ruta, el atardecer, atrás quedó un fin de semana con mi hermana Tata en Tandil, muchos años ella y su familia vivieron lejos, en el sur, desde hace un año eligió el cambio, estar mas cerca de sus afectos. Poder disfrutarnos, compartir la torta de cumpleaños de sus hijas, tomarnos un vinito blanco (a ella le encanta), prestarnos un libro, que me traiga un cactus o álamos para plantar en mi jardín, pequeñas cosas que en mas de diez años la distancia nos hizo perder, hoy las recuperamos y me hace feliz su decisión.

Otto: cuando Tata se vino del sur estaban Emma, su perra caniche y Otto, en Tandil no habría más parque y Otto siempre fue un perro libre, vivía afuera, amanecía tapado por la nieve, nunca quiso entrar, siempre necesitó ver el horizonte. En una semana en lo de mis padres dejó de comer, no caminaba, se sentía amenazado por el perro de ellos, Otto vino a casa, llegó y empezó a comer, estaba débil, pero mejoró, caminaba por el jardín, era el dueño de la puerta, me veía llegar y venía a recibirme, me seguía mientras yo hacía jardinería, jamás quería entrar, su carácter era tan duro como el frío en el que había crecido. Una noche de tormenta entró, y durmió plácidamente en la puerta del dormitorio...pasó un año, llegamos a ser grandes amigos, su salud nunca volvió a ser lo que era, desde el viaje que lo trajo de su casa en Bariloche. Se lastimó una mano y tuve que ponerle un cuello isabelino, lo invadió la tristeza, mi teoría es que eso no le permitía ver el paisaje, se sentía encerrado, no se recuperó...un día no quiso comer, temí lo peor...lloré esa mañana cuando me fui a trabajar, cuando volví estaba dormido para siempre en la puerta de casa. Aún lo recuerdo y me lleno de emoción, fue solo un año, me dio su amor inmenso con ese carácter duro que tenía. Super Otto, como yo le decía, me enseñó que a pesar de toda la dureza visible en realidad era un grandote demasiado sensible. Siempre te voy a recordar mi querido Ottito !!


Tejido: Mis días desde hace mas de diez años transcurren en una de las fábricas de sweaters mas importantes de Mar del Plata. No sé lo que es trabajar en un lugar donde no se escuche de fondo el ruido de máquinas, las cuales nunca deben parar...¿las vueltas de la vida? Mis bisabuelos tuvieron una pequeña fábrica, Don Carlos, un autodidacta que leía todo libro que caía en sus manos, recibió las máquinas de Alemania embaladas en cajas de madera y leyendo un manual las armó, las máquinas funcionaron y mi bisabuela Siri manejaba el taller, los empleados, cortar, coser, lograr uno de los mejores tejidos de la época...esa fábrica desapareció con el correr de los años y a veces pienso, cómo sin haber ni siquiera visto un paño tejido por ella pude terminar entre ovillos de lana, texturas y puntos...quizá en mi ADN viene una molécula de lana heredada de Siri y Carlos.

Lavandas: Hace cinco años cuando compramos el lote donde construimos nuestra casa, era el terreno mas verde y más vacío de la cuadra, solo un pequeño sauce en el frente, y pasto, y verde, mucho verde...nos mudamos al año y además del verde, había escombros, cemento, ladrillos, el caos que deja una obra, ahí empezamos a armar el jardín, tarea que aún continúa, lo primero que puse fueron unos pequeños plantines de lavanda, me encantan, su color, su aroma...mis lavandas crecieron y hoy son mi orgullo. Mañana de domingo en invierno, lluvia que cesa, comienza a asomar el sol que ilumina las gotas de agua en mi jardín y mis lavandas que me dicen buen día con su color increíble.

Disfruten el fin de semana, aquí con los carnavales es largo. muchos días para descansar y porqué no para jugar con agua como hacíamos cuando éramos niños. :)




It’s Friday again. I personally enjoy it a lot, feeling the beginning of the weekend, the relaxation, getting the most out of my green garden,my house, my plants, Lolav, my dog, who is going to become a mom soon, I mean, will I become a grandma? But this is a story for some other time, ;)...And today, as usual, I’ve got more pics and stories...

Coming back: Travelling, the route, the sunset, a weekend in Tandil with my sister Tata is behind. She lived with her family in the south of my country, far from here. A year ago, she decided to be nearer her people. To be able to enjoy ourselves, to share birthday parties and cakes, to have some white wine together, to lend or borrow our books, to plant a poplar… tiny things which were impossible to share because of the distance… today we can make up for it, and that choice makes me happy!

Otto: My sister, Tata, came back from the south with 2 dogs; Emma, a poodle, and Otto. He had always been a free dog, he lived outside, he woke up covered by snow. He never wanted to enter the house. He always needed to see the horizon. After spending a week at my folks’ house, Otto stopped eating, he didn’t walk and he felt threatened by their dog. So Otto came home. Soon he started eating, he was weak but he recovered. He walked around the garden; he was the owner of the front door: he saw me arriving every day and he approached to say hi! He also followed me while doing the gardening, though; he never wanted to enter the house. His personality was as tough as the weather where he had grown.One stormy night, he decided to enter and he slept peacefully at our bedroom’s door. A year went by, we became good friends, however, his health would have never been the same. He hurt one of his hands and he had to wear an Elizabethan collar, he was overwhelmed by sorrow. I strongly believed that he couldn’t observed the landscape, he felt enclosed. He never recovered… one day, he refused eating. And I feared the worst. I cried that morning when I left for work. When I returned home, he was aslept for ever at our front door. I still remember him and I cannot get emotional. It was just a year together, he offered his huge love to me in spite of his tough personality. Super Otto, as I used to call him, taught me that despite the hardness in his looks, he was a large sensitive dog. I will always remember you, my dearest Ottito!

Knitting: I have spent more than 10 years of my life in one of the most important sweater factories of Mar del Plata. I wouldn’t know how to work in a place where there is no machine noise in the background. The twits of fate? My great-grandparents, Don Carlos and Siri had a little factory. One day, Don Carlos, a self-educated man, who read everything everywhere, received some knitting machines from Germany. He assembled the pieces by reading the instructions and the machines worked. My greatgrand mom was in charge of the workshop, the employees, doing the cutting, the sewing, having one of the best knittings of that time… that factory disappeared Sometimes I think how I ended up immersed in wool, textures, stitches, if I have never seen one of her cloth.May be my DNA has a molecule of wool from Siri and Carlos.

Lavenders: five years ago, my husband and I purchased a piece of land where we built our house. It was the greener and emptier place of the block. There was just a little willow opposite the street, and grass and green, lots of green…We moved in the following year, and we also found rubbles, cement, and bricks: the usual chaos left by a construction. So little by little, we started our yard. First of all, I gardened a few lavenders. I love them, their color and perfume…They have grown a lot and today they are my pride. Winter Sunday morning, the rain is finishing, the sun is showing up and lightens the drops of water in my yard. My lavenders say good morning in their awesome color.

Enjoy this long Carnival weekend. Many days to rest … What about playing with some water as we used to do when we were kids? :)


*todas las fotos son mías tomadas con iPhone+app vscocam/all the photographs are mine
*traducción/translation Mariela Dos Santos








19 comentarios

  1. Divino! Me encantan las fotelis!! Beso grande amiga/sister!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias sister! a vos por ponerle tanta onda a la traduccion! las fotos te las reservo siempre, con lago te tengo que sorprender :) buen finde laaaaaaargo!

      Eliminar
  2. Buen día de viernes Vicky! Me encantan tus historias. Tienen la sencillez de lo magnifico. Sentí el calor de hogar y el vino en el pecho, se me llenaron los ojos de lagrimas con la historia de Otto, el arrullo de la lana y el sol caer detrás del lila lavanda. Gracias por el viaje por tu mundo! Besotes y carnaval :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Meli por tus comentarios taaaan lindos, la verdad es que me encanta que estas pequeñas historias llenen el alma de alguien! besote y buen fin de semana a vos!(cuidá la panza :) )

      Eliminar
  3. Que linda vida Vicky, adoré a Otto y esa fábrica de lanas algún día tendrá que ser visitada por mi cámara...
    Beso y el mejor finde largooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vir! te espero en MDQ cuando quieras, te venís con tu cámara y hacés lo que quieras :) y obviamente nos tomamos el Campari ! besote y a descansarrrrrrrrr!

      Eliminar
  4. Qué lindas fotos Vicky! Seguro que tu adn está tejido con las lanas de Carlos y Siri, buen fin de semana, un beso,
    M.

    ResponderEliminar
  5. Me mataste... estoy llorando como loca... GRACIAS...

    ResponderEliminar
  6. Respuestas
    1. y yo a vos hermana compañera de ruta en esta vida! gracias a vos por confiarme a Ottito! <3

      Eliminar
    2. Mmmm me mataste! ♥

      Eliminar
  7. Feliz viernes! Veo la.lana y recuerdo que viene el.invierno y que quiero.aprender a tejer; desde el año pasado quiero improvisar una suerte de Infinity scarves en todo tipo de color :) espero ver pronto fotos de tus nietitos,, los cachorros siempre son medicina para el alma.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por pasar por Train de Vie...Bella: aprendé a tejer, es facil y podés hacer de todo, y espero ver pronto a mis nietitos...:)

    ResponderEliminar
  9. me hiciste emocionar con la historia de Otto!! que lindo era!! Ahora quiero ver a tu Lolav! abuela perruna... yo me rehuso a serlo, quiero que mi Olivia siga siendo bebe! :)
    Voy seguido a Tandil y me encanta!! familia de marido es de esos pagos... Un beso!

    ResponderEliminar
  10. me encantó el variopinto de las historias, hermosas fotos... besos vicky!

    ResponderEliminar
  11. Chicas!! cuantos comentarios lindos! Vero, te etiqueté en instagram para q la conozcas a Lolav y sino está su foto en este post :) http://www.traindevie.com.ar/2014/02/10-fotoshistorias.html

    ResponderEliminar
  12. Bienvenida al macro del dia! Es un placer que estes en esta fiesta macro!!
    Me encantan tus fotos y sus historias son geniales!!
    Pero te agradeceria que hicieras referencia a ello, es uno de los requisitos para participar.
    Muchos besos!!
    Nika

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nika! como veras me apuré! jajajaj! perfecto, haré mención en proximo post! besos y gracias por seguir mi Train de Vie

      Eliminar

© Train De VieMaira Gall