11.9.15

84. feliz día









































Nos enseñaron a escribir,  a sumar y restar, a dibujar, a respetar al compañero de al lado, a escuchar... nos guiaron, nos consolaron, nos retaron y nos abrazaron cuando nos caímos y nos pelamos las rodillas, nos dieron gotitas cuando nos dolía la panza...

Tengo millones de recuerdos de mis seños, pero en especial de Antonia, mi primer seño, la de salita de 3 años, amaba los polvorones caseros que hacía mi abuela, alta, grandota (así la veía a los 3), pelo corto, aspecto de señora grande, no hablaba aniñada, con una presencia que imponía respeto y sin embargo era la persona mas dulce que recuerdo, docente de corazón, con ganas de lidiar con niños muy chiquitos, la maestra que no faltaba nunca, que no se enfermaba, que siempre estaba con la palabra justa sin ser melosa, la que enseñaba y acompañaba, la que sabía el nombre de mi abuela, y de mis hermanas, la que sabía donde pasaba las vacaciones y me preguntaba como me había ido en el campo...

A veces pienso que hay muchos docentes, miles, pero no sé cuantos maestros, porque maestro es enseñar biología pero corregirte si escribiste mal, enseñarte a hablar, a respetar, a participar, a crear, es comprometerse con cada alumno, es interesarse por la historia de cada uno, porque no todos aprenderemos igual de acuerdo a las circunstancias que nos rodean, quizá lo mío es utópico en estos momentos pero prefiero no perder las esperanzas.

Sueño con chicos felices en sus casas y en los colegios!
sueño con maestros que quieran ir a trabajar
sueño con escuelas sin tener que levantarse de noche para llegar a horario
sueño con escuelas con espacios verdes y mascotas
sueño con escuelas en donde los niños trabajen en proyectos que los hagan crecer como personas altruístas y empáticas
sueño con escuelas que guíen y acompañen

Feliz día a todos los maestros que me guiaron y en especial a mi mamá, madre de 5 hijos, maestra de alma, docente de 1er grado, la seño Mariela, la que a pesar de tener un familión nunca escuché quejarse porque tenía que ir a trabajar, la que siempre se las ingenió para llegar en horario (jugada pero en horario, jaja), la que no faltaba por nada del mundo, la que se quedaba esperando hasta que el último papá llegara a buscar a su hijo...la maestra en la escuela y en casa, la que nos enseño a respetar, a elegir lo que queríamos de nuestras vidas para ser felices!

Feliz Dia!


Ph. flores de origami de Vale de Papel Diamante


4 comentarios

  1. Me hiciste llorar de emoción.... Comparto todo 100% (incluyendo el mismo amor por Antonia, que me decía "mi porotito" porque yo fui a su salita (de contrabando) con sólo 2 años en épocas donde no había maternales (y luego, la re-hice con 3). Hace relativamente poco la volví a encontrar, 30 y pico de años después, en un café en Bariloche. Está igual... Creo que no envejece por toda la energía amorosa acumulada en su ser que le han dado miles de niños a lo largo de su carrera.
    Feliz día a todos los docentes de alma, la profesión más noble y que más puede ayudar a sacar un país adelante. A los docentes de mi familia, los saludo personalmente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ayy Tatita! tal cual! mis porotitos nos decía, que lindos recuerdos! ojalá haya muchas Antonias mas! besoss

      Eliminar
  2. Que lindas palabras hermanita !!! ANTONIA!!!!!!! esas maestras que dejan huellas !!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sip Lolet, si despues de 40 años uno se acuerda asi es por evidentemente dejaron una HUELLA con mayusculas, besote

      Eliminar

© Train De VieMaira Gall