9.2.16

98. findesemanalargo en el campo



Y después de un findesemanalargo fuera de casa, relajada y en el campo se empieza lo que resta de la semana con otras ganas y otra energía. Mis vacaciones de infancia fueron en este campo, el de mis abuelos, hoy mi abuela tiene 96 años, aún la disfrutamos con una cabeza lúcida y un cuerpo que le permite vivir sola y subir escaleras. Es la abuela de un corazón grande como una casa, la que siempre llora cuando te recibe y cuando te vas. Ella era quien reunía en su casa a todos sus nietos desde muy chiquitos, éramos siete, y luego ocho con la venida de mi hermano menor, ella nos cocinaba, nos hacía helados y bizcochuelos, los más altos del mundo y siempre batidos a mano...mientras el abuelo Pichon nos enseñaba a andar a caballo, nos daba una vuelta al rancho a cada nieto en tractor, nos llevaba a arrear vacas, nos cortaba la banana en "rueditas" y nos pelaba las uvas y le quitaba las semillas una por una. El mismo que nos llevaba a tomar el "copetín" al Club en su Torino y siempre tenía caramelos en la guantera.

El campo era nuestro destino obligado en enero en vacaciones, hermanas y primos hacíamos casitas, corríamos alrededor de la pileta, hacíamos saltos desde la punta del molino, organizábamos picnics con mate, pan y queso (todo robado a la hora de la siesta por supuesto). La casa era un rancho de adobe que estaba construído en una porción de campo que compró mi abuelo lindera al campo que había heredado de su familia. Sacábamos la cuenta que tiene casi cien años...Con el tiempo él lo fue aggiornando, la galería se cerró y se transformó en el living en donde todas las noches jugábamos a las cartas mientras escuchábamos la música de Mochin Marafioti en radio Mitre, sol de noche mediante porque no había luz eléctrica y había que apagar temprano el generador de luz.

Pasaron treinta años y el rancho allí está, con luz, algunos cambios y un cartel en la entrada que dice: "Los Pichones", en honor a él y a nosotros, sus nietos. Este fin de semana me fui con familia, mi amiga/hermana Fanny y mi hermana Tata y sus familias a disfrutar, a relajarnos, dormir, charlar, compartir, reír, cocinar (en el horno de barro) y comer, por supuesto...

Muchas cosas cambiaron, hoy mi abuelo ya no está, mi tía Graciela es quien nos da la bienvenida en esa casa que tantos hermosos recuerdos me trae. Recuerdos de vivencias y personas que me hicieron ser quien soy.

Que tengan una maravillosa semana!














mi tía G. es fanática de las plantas, en donde hay un lugar o un recipiente cabe una planta seguro...




mi sobrina Magui y amor a primera vista con Olivia <3




Lolav, Morgan y yo disfrutamos del aire fresco bajo los árboles...




Todas las fotografías las sacó mi hermana Tata a pedido especial, jejeje por eso me agregó estas texturas naturales divinas que les dejo de regalo...




Tronco de eucaliptus




piso de adoquines





corteza de eucaliptus




musgo en un árbol





corrosión en el metal de la bomba de agua










Dos de los atardeceres fueron así, del rosa pasaron al fuego en el horizonte...cierre perfecto de disfrute a pleno! :)




PH. Tata Fernández



7 comentarios

  1. Qué fotos hermosas Vicky! y cuántos recuerdos! Buen comienzo de semana corta. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vero por pasar siempre! la verdad que fue un hermoso fin de semana aunque mucho mas hermosos son esos recuerdos! :)
      besote enorme!

      Eliminar
  2. me hiciste piantar un lagrimón.... El regreso a la infancia siempre tiene ese gusto dulce de la nostalgia... Soy una agradecida de haber podido disfrutar la bella infancia que tuvimos, en la que los abuelos y el campo tuvieron un protagonismo increíble. Porque pasan los años y la vida, uno se aleja para vivir nuevas experiencias, pero al final uno se encuentra volviendo siempre a ese mismo sitio, el que nos cobijó cuando niños y que trazó surcos indestructibles en nuestras almas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a mi se me piantó cuando leí esto, es así hermanita! felices y agradecidas de haber vivido cosas tan lindas que nos permitieron ser quienes somos...te quiero!

      Eliminar
  3. Ay, chicas! A pesar de no haber compartido con ustedes esa primera infancia, lo hemos hablado tantas veces y me han contado tantos recuerdos que casi ya los llevo como propios! Y sinceramente les digo que las envidio sanamente!
    Conocí el campo en enero del 2012 recién, y les digo que esa temporada me marcó profundamente, me provoca una profunda nostalgia y determinó en mi la decisión de tener un lugar verde en mi vida! Las quiero, ando un poco sensiblera

    ResponderEliminar
  4. Se me cortó el comentario!! Jajaja! Es que tenía nublada la vista...
    Besotesssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja no me lloresssssss! sos nuestra hermana por elección y cuanto me alegra ser artífice en parte de un cambio en tu vida y de una decision que tan bien te hace! vamos por mas querida! besotesss

      Eliminar

© Train De VieMaira Gall