21.3.16

107. sol + verde




Sin dudas nada me sorprende más que la naturaleza. El sol, la luz, el crecimiento de las plantas, el amor de las mascotas, podría escribir sin parar historias y más historias; pero hoy solo me voy a detener en el sol de la tarde, la luz dorada que filtra por las ventanas y que ya tiene color de otoño y mi amor por el verde que tanto me ha enseñado.

Y con el verde me refiero a las plantas, una pasión que fue creciendo con los años. Mi abuela, mi madre, mi tía, todas ellas dejaron en mí la huella de la "mano verde" y fue cuando hice mi casa rodeada de un terreno inmenso y vacío que me despertó el instinto. Ese mismo instinto que me llevó a armar un jardín, el cual sigo construyendo, gajo por gajo, con pocas compras y muchos regalos y también con alguna "cacería", porque quien nunca probó el gusto de ir con una pala a sacar una planta abandonada en un baldío no sabe lo que se pierde. Con mi amiga F. tenemos la teoría que es como rescatar perros de la calle, nosotras le daremos reparo, buen suelo, agua y amor, jejejeje...es un acto de solidaridad que no puede ser juzgado ;)

Así uno sin darse cuenta un día está rodeada de verde, plantas que crecen, otras que mueren, otras que dan frutos, otras que son hostiles, algunas hay que podarlas porque sino nos invaden, otras que ponen a prueba nuestra paciencia, otras que simplemente nos alegran el día o un rincón con el color de sus flores. Y en ese universo verde hay plantas exóticas como una orquídea y hay otras que brotan salvajes sin saber de donde vinieron como esta pequeña planta que salió en una maceta junto a mis cactus y suculentas. Un "yuyo" que no me animé a sacar porque tenía lindas hojas y que hoy me sorprendió con esas varas delgadas como un hilo de coser sosteniendo pequeñas bolitas de colores, amarillo, fucsia, violeta. Belleza en estado puro, sin nombre ni apellido.

Y así la tarde me sorprendió mirando un pequeño florero que siempre está sobre la mesa, con algo verde de mi jardín, hoy con una vara de papiro y una flor roja que dibujaban sombras bajo la luz que se colaba por la ventana. Podría estar horas mirando este tipo de espectáculos, los más simples, los que nos brinda la naturaleza. Sabia, hermosa, perfecta.

Tómense un minuto para admirarla sin dudas nos enseña todo. Crear un jardín o un pequeño espacio verde en un balcón es mi recomendación para bajar los decibeles, la ansiedad y cultivar la paciencia, eso es algo que me enseñaron las plantas. Voy a repetir una frase que leí no hace mucho de Laura Peirano y que sin dudas cierra mi teoría: "todo cobra forma si se sabe esperar."



mi "yuyo" es perfecto. Si alguien sabe de qué se trata se agradece información. :)








Post dedicado a mi amiga/hermana Fanny.

Frase: primeras pruebas de caligrafía de Fanny
Ph.: Vickyta´s iphone.

4 comentarios

  1. Gracias Vickyta! Esa frase de Laura Peirano, para mi es mi regla Nro. 1 en esta etapa de mi vida!! Aprender a esperar, ser paciente, que todo se acomoda y cobra forma!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sin dudas es asi, y lo importante es poder dar el giro aunque sea de adulto, nunca es tarde(para nada) jejeje...te quiero !!

      Eliminar
  2. Ese "yuyo" tiene vida, hasta en las pequeñas telitas de araña... es una ternura :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar por acá...si, cuando saqué la foto me di cuenta de las telitas de araña, es una divinura! besos

      Eliminar

© Train De VieMaira Gall