11.9.16

120. Maestros




Hoy se celebra el día del Maestro, y aunque es domingo y estoy con fiaca propia de un domingo, nublado y en silencio de mañana, no puedo evitar ponerme a escribir algo por este día. Para los que no conocen mucho mi historia soy la mayor de cinco hermanos y nuestra mamá fue siempre docente, años maestra de 3er grado y muchos más de 1ro, luego secretaria, cuando supongo, su paciencia se iba agotando. Trabajó mas de 30 años en la misma escuela, la misma a la que fuimos nosotros en primaria, ese era su segundo hogar, lo defendía con uñas y dientes. En toda mi vida no recuerdo cuantas veces pudo haber faltado al trabajo, se levantaba, nos levantaba, nos hacía el desayuno y papá nos llevaba al colegio. Ella organizaba la casa, hacía compras, preparaba el almuerzo, y cuando volvíamos estaba la mesa esperando, ella ya se había ido al colegio. Durante muchísimos años ella trabajó de tarde, si algo odió siempre fue madrugar (herencia de mi abuelo sin dudas), tenía la habilidad de meterse en la cama por una horita cuando nos íbamos al cole, se dormía profundamente y antes de las 9 arriba! De ahí no había descanso hasta pasadas las 10 de la noche.

Nunca la escuché quejarse de su trabajo, ni de sus alumnos, ella amaba 1er grado porque decía que le encantaba enseñarles a leer y escribir a los mas chiquitos. Conozco a varios que fueron sus alumnos y siempre la recuerdan con cariño, la seño Mariela. Supongo que en clase habrá sido justa, y habrá pegado mas de un grito, eso es seguro, si era como en casa, con "Marielita" no se jodía, jejeje. Pero al mismo tiempo tenía dedicación, y siempre con el ejemplo motivaba. Ella corregía cuadernos, preparaba actos, nos cosía los disfraces de fin de año y era la "directora" de la escuela en casa. También se sumaba a nuestro juego, con mis hermanas jugábamos a ser maestras, y ella nos firmaba los boletines de todos nuestros alumnos imaginarios mientras cocinaba o planchaba los uniformes. Mi abuela paterna siempre decía que mamá era una "topadora", y eso es verdad. Ella siempre fue "acción", constancia y enseñar no tanto desde la palabra, sino desde el hacer. Y todo esto que hoy se viene a mi mente me recuerda que ella ha dejado una gran impronta en todos nosotros, sus hijos, sus alumnos en casa, respetuosos, libres, independientes y 100% acción. Ese sin dudas fue su mejor trabajo, juntó con papá, obvio.

Y si bien en mi vida, en el colegio, en la universidad tuve maestros dignos de recordar también tuve muchos que más vale olvidar. Porque como todo, cuando se trata de humanos, los hay valiosos y destacados y los hay, que bueno, para que entrar en detalles...Y hoy pensando en los maestros y en la educación de la que tanto se habla, de la buena, de la mala, de la del colegio, de la de la casa, la de los padres, la de los docentes, yo digo que se necesitan mas GANAS, en todo sentido. Los padres sobre todo, porque ellos son los primeros maestros, educar con el ejemplo, en el día a día. No pretendamos niños que no sean violentos si vamos puteando en todo el camino al colegio, no pretendamos adolescentes y jóvenes responsables y proactivos si nosotros estamos buscando la manera de zafar de ir a trabajar, de pedir el certificado médico "trucho" para tomarnos una licencia...en fin, ejemplos abundan, y pensaran que me estoy pasando de sincera, pero así soy y así pienso. No pidamos de los más peques lo que nosotros no somos, en síntesis, lo que no ven en casa. Y en cuanto a quienes eligieron ser maestros en el aula, lo mismo. Educar desde el ejemplo, involucrarse con el alumno, poco importa si consigue aprobar el cuatrimestre, sí importa que sea feliz, que sea creativo, responsable, libre, que sepa qué le gusta, qué lo motiva. Como digo siempre, hoy el google te resuelve, nos resuelve muchos interrogantes. Eso hace 20 años no era posible. Hoy los niños y los adolescentes tienen  al alcance de la mano mucho más que nosotros en nuestra infancia. La inmediatez de los medios digitales ha creado una revolución, pretender que un niño permanezca sentado en silencio dos horas escuchando una lección de historia contada en tercera persona no suena atractivo, si no lo era para mí hace 30 años me imagino ahora. Pretender que ir al colegio sea ir a Disney tampoco es real, eh!. Pero buscarle la vuelta sin dudas es EL desafío. Les dejo un video que habla del sistema educativo en Finlandia, sin dudas en la actualidad, para mí un jemplo a seguir.



El exito educativo de Finlandia Michael Moore  on Vimeo.

A los maestros que tienen un desafío diario FELIZ DIA! a los que eligen con pasión lo que hacen, a los que en nuestro país hacen kms de a pie para llegar a su escuela en medio del campo. A los que compran útiles con su sueldo porque sus alumnos no tienen ni zapatillas, a los que al mismo tiempo son maestros, porteros, directores, médicos y padres. A los que se toman un bondi, un tren, a los que van en bicicleta, a los que hacen de asistentes sociales. A mi hermana Josefina y su marido Carlos, docentes de alma. A los que me enseñaron a leer, eso que, entre tantas cosas me permite perderme en la historia dentro de un libro, a los que me enseñaron a escribir lo que siento, a los que me enseñaron a discernir, a buscar, a encontrar respuestas,  a elegir qué quiero para mi vida. A ellos y a mi mamá GRACIAS!



ph. dustjacketattic.tumblr.com

4 comentarios

  1. Respuestas
    1. Gracias Marie querida! y feliz dia a vos, teacher con todas las letras! <3

      Eliminar
  2. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  3. Muy lindo post Vicky, y como me suele pasar, coincido en todo lo que decís!

    ResponderEliminar

© Train De VieMaira Gall